LA RUTA DE LOS PUEBLOS ROJOS Y NEGROS DE SEGOVIA.

Visitando estos pueblos de arquitectura tradicional, construidos en base a materiales autóctonos de la Sierra de Ayllon, se entra  en un entorno sorprendente y al tiempo se contempla la maravillosa naturaleza que brota en la  alta montaña.

La calma y el sosiego es un privilegio para aquellos que lo visitan y disfrutan de ello.

Un paseo percibiendo el olor intenso del otoño es otro placer para los sentidos.

Publicado: 17 de Octubre de 2014